Futbol

Mario Carrillo motivó a Christian Patiño a hacer un hat-trick a Pumas

Ciudad de México /

Hay ocasiones en que los entrenadores buscan ciertas formas de ubicar a sus jugadores para que rindan al máximo; algunos dan consejos u otros, como en el caso de Mario Carrillo con Christian Patiño en el Apertura 2002, les hacen ver que su actitud no les dejará nada y pican su orgullo. Esta situación ayudó al delantero en ser parte de la historia del club con el enfrentamiento ante Pumas.

Aquel 14 de septiembre de 2002, América llegó a Ciudad Universitaria invicto, con seis victorias y un empate, pero algo no estaba bien. Patiño atravesaba por una sequía de gol y fue entonces que las palabras de Carrillo lo motivaron a hacer tres goles a Pumas para dar la victoria 3-1 y de paso sellar el triunfo mil de las Águilas, además de ser el único jugador vestido de azulcrema hasta la fecha que hace tres anotaciones en el Olímpico Universitario.

“Un día muy emotivo hasta terminar el partido pero desde que estábamos concentrados en el Centro de Capacitación el entrenador, que era Mario Carrillo, hizo una charla e hizo un comentario preguntado ‘¿saben por qué Holanda no llegó al Mundial?’ y puso fotografías de los jugadores de Holanda en sus concentraciones y se veían muy soberbios y de ahí yo me molesto mucho porque se acercó a mí y me dijo que estaba muy soberbio, que me faltaba concentración y me quedé frustrado. Recuerdo que fui muy callado en todo el trayecto hacia el estadio, llegamos a CU y no salí a ver el campo, me quedé en el vestidor. Me concentré al cien por ciento y estaba molesto por la plática y me puse a trabajar”, recordó en entrevista con Futbol el exdelantero.

“Por la confianza que tenía con él me pegó en el orgullo, porque sentía que me estaba atacando y eso me ayudó a despertar. Por dignidad deportiva saqué el máximo y al final ya no le dije nada porque todo lo que me decía me ayudaba y le agradezco todo lo que hizo conmigo”.

Del festejo al trauma de la violencia

La tarde en Ciudad Universitaria fue mágica para el americanismo. Patiño recordó cómo fueron los tres goles que le marcó a Esdras Rangel.

“Recuerdo como fue el primer gol porque no lo vi, solo tiré y me caí al pasto y ese gol nos dio confianza para manejar el partido en casa de Pumas, porque CU es una cancha difícil y más para el América por la rivalidad”, aseveró.

“Luego cae el segundo gol que fue de cabeza y después hago el hat-trick que terminó siendo un gran festejo acabando el partido, porque ese triunfo significó las mil victorias del América y he queda también el recuerdo de que fui el primer jugador del América en hacer tres goles en CU, son recuerdos increíbles”.

Los jugadores del América pasaron de la gloria al infierno en cuestión minutos, y es que saliendo del Estadio Olímpico la afición de Pumas apedreó el camión, enfurecida por la derrota de su equipo.

“Esas maneras no llevan a nada, hay gente apasionada pero no puede pasar a más, fue un momento complicado y después de eso nos íbamos en camionetas blindadas al estadio nos dejaban adentro de la pista y ya de ahí bajábamos a los vestidores para cuidarnos”.

Related posts

Federico Viñas se siente ‘con puñetazo en la cara’ tras no ser titular

Editorial Futbol

¿Qué necesita tu equipo para calificar a Liguilla?

Editorial Futbol

Carlos Reinoso explotó contra prensa para defender a Tuca y Vucetich

Editorial Futbol

Leave a Comment