Futbol

La historia de Adrián Aldrete y sus altos niveles de testosterona

Abril de 2010, proceso de Javier Aguirre con la Selección Mexicana. Mientras se preparaban para el Mundial de Sudáfrica 2010, el escándalo llegó a una de las concentraciones del Tricolor: Adrián Aldrete había arrojado un resultado analítico adverso (RAA) por testosterona. Con 20 años de edad, el joven futbolista poco entendía de la situación, el médico Ricardo Raúl Cadena se convirtió en su mejor aliado para comprender lo que en ese momento estaba pasando.

Aldrete fue comunicado por el Dr. Cadena, quien era médico de Monarcas Morelia (equipo al que pertenecía el futbolista en ese año), de un RAA por testosterona tras unas pruebas de dopaje en la Selección Mexicana.

“Me lo hace saber el doctor de Morelia, el que estaba encargado en ese momento. Obviamente en la primera llamada lo noté muy preocupado porque me quería preguntar si había tomado algo diferente y pues obviamente no. Un chavo de 20 años no tiene ni la necesidad, ni mucho menos, de tomar algo. A esa edad tienes toda la energía y la fuerza, estaba de más”, contó en entrevista con Futbol.

Una vez que Aldrete dio su versión, en el Tri y en su club se dieron a la tarea de realizar el protocolo que establece la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por sus siglas en inglés) para investigar cómo fue que la sustancia llegó al cuerpo del futbolista, pues desde un principio, el defensa negó el consumo de algún suplemento alimenticio.

“Siempre estuve tranquilo, me dijeron que iba a haber un protocolo distinto hacia mí ya que tenía que tener un seguimiento durante un mes, un poco más, para comprobar que mi cuerpo lo estaba produciendo y no era un factor externo“, explicó.

Pasado el tiempo, los médicos del combinado azteca y de Morelia pudieron comprobar que el cuerpo de Aldrete producía de manera natural la testosterona como una reacción al ejercicio de alto rendimiento luego de mes y medio de estricta vigilancia con constantes pruebas de orina por parte de personal de antidoping de la WADA. Posteriormente se elaboró un documento que fue avalado por la WADA para constatar la condición del futbolista.

Salen los resultados de que mi cuerpo estaba produciendo (testosterona) por el ejercicio. En ese mes, después de mi testimonio que dije que no había tomado algo, querían comprobar si era algo que estaba elevando los niveles de testosterona. Llegaron a la conclusión, con todos los exámenes que me hicieron, que mi cuerpo producía niveles más altos de testosterona, por el ejercicio y simplemente se tenía que justificar ante la WADA para tener un documento que avalara todos los estudios y el resultado que habían arrojado”.

“No estaba tomando suplementos alimenticios o vitaminas, absolutamente nada. Era algo que no estaba en mis manos, no era como que dejara de comer o tomar algo, simplemente vieron que más allá de regular que no sacaba partida de esta situación, ningún provecho, esto era lo más importante, que no fuera diferente hacia los demás jugadores, se comprobó y simplemente fue sacar el certificado médico que avalara esta situación”, agregó.

Sin consecuencias y con un régimen estricto

Aldrete no fue al Mundial de Sudáfrica. Contrario a lo que se pudo pensar, su situación con los resultados del antidoping no fueron el motivo. Incluso, dos años después de los sucedido firmó con América.

Esto es debido a que el cuerpo de Aldrete posee una condición que eleva de forma natural los niveles de testosterona y en ningún momento esta situación ha mermado su carrera, pues con el documento que posee ha fichado con los azulcremas, Santos y Cruz Azul, pues cada departamento médico está enterado de dicha certificación.

Además, el propio jugador reveló que lleva un control estricto para no aumentar más su nivel de testosterona y en cada prueba de doping a la que es sometido el resultado sigue arrojando positivo, pero con el conocimiento previo.

“Con los resultados certificados que tenía había una copia en la Federación y otra el club donde pertenecía, después me fui al América y el doctor estaba al tanto; les llegaron los documentos. Solo era cuestionarme si estaba todo en orden, es simplemente llevar todo más controlado. No creo que me haya afectado en mi carrera. Me comentan, cuando me ha tocado doping, que siguen los niveles elevados, pero es muy poco, no es algo como si lo tomara. Me dicen que lo sigue produciendo mi cuerpo”.

Hoy, Adrián Aldrete sigue su carrera con Cruz Azul en donde se ha afianzado como titular y líder en la defensa. Desde el 2016, el jugador se unió a la incansable búsqueda del ansiado título por parte de los celestes. Con 32 años de edad, Adrían no tuvo ningún obstáculo para continuar con su carrera futbolística tras lo sucedido en el 2010.

Related posts

Rayados, todavía con secuelas de COVID-19, recibe a su cliente Pumas

Editorial Futbol

Habrá nueva sentencia en contra de Maleck, según abogado de la víctima

Editorial Futbol

Fechas y horarios de la jornada 11 del Guard1anes 2021 de Liga MX

Editorial Futbol

Leave a Comment