Futbol

Ídolos en Pumas, fracasos en Tigres; Carlos González no es el único

La historia de Pumas y Tigres está ligada por futbolistas que en la UNAM fueron figuras, pero con los de la UANL fracasaron en el intento e incluso algunos se fueron por la puerta de atrás; al mismo tiempo, existen excepciones como Antonio Sancho, Claudio Suárez, Jesús Olalde e incluso Ricardo Ferretti, aunque él como timonel.

El caso más reciente es el de Carlos González, un delantero que era clave en el accionar ofensivo de los capitalinos; Charly llegó a la UNAM en el Apertura 2018, luego de ser goleador con Necaxa; tuvo con Pumas dos torneos de siete goles y fue así que conquistó a la directiva nicolaíta y al Tuca para convertirse en refuerzo en el Clausura 2021.

La ilusión en Tigres es que llegara a ser una gran dupla con André-Pierre Gignac, pero no se han entendido, el paraguayo es titular, pero sólo tiene tres goles en 12 partidos.

La situación de González no es nueva. Algo similar ocurrió con elementos como Ismael Sosa y Francisco Fonseca. El primero se mantuvo con Pumas del 2014 al 2016 y ganó un título de goleo, y aunque no quería llegar a la UANL, terminó vendido para los de Tuca y solo al principio tuvo continuidad; después, a pesar de ser el mejor asistidor, fue a la banca convirtiéndose en una pesadilla su estancia en este equipo hasta que emigró a Pachuca y León en 2018.

Y qué decir del Kikín, quien llegó en 2017 como el fichaje bomba proveniente del Benfica, además de haber sido figura con Pumas en el bicampeonato del 2004. El club pagó cinco millones de dólares por su compra y la afición le exigía goles, los cuales llegaron a cuentagotas, de tal manera que no sólo salió en 2011 al Atlante, le peleó a Tigres en el TAS millones que decía le debía el club, el cual ya nunca le liquidó y perdió el caso.

Más atrás en el tiempo está la historia del portero Jorge Campos, exseleccionado mexicano exitoso, pero que en Tigres no pudo triunfar. Se sumó a las filas de la UANL con el Tuca en el 2000 tras ganar la Confederaciones con México, pero su paso fue fugaz, pues no rindió y la directiva le exigía tanto que prefirió hacerse a un lado.

Los que sí triunfaron

Antonio Sancho es una de las excepciones, sólo jugó en Pumas (1994-2000 y 2006-2007) y Tigres (2000-2006 y 2007-2011), para luego convertirse en directivo en ambos clubes, pero actualmente se mantiene en la UANL como Gerente Deportivo. En las dos instituciones rindió y se ganó a las aficiones.

Lo mismo ocurrió con Claudio Suárez, quien fue de Pumas de 1988 a 1996 y 1996 al 2000; después en el 2000 llegó a Tigres de la mano de Ferretti, siendo un ídolo también en los de Nuevo León, igual que a nivel nacional con la Selección Mexicana, el inolvidable Emperador.

Jesús Olalde, empezó en 1992 con Pumas donde se mantuvo ocho años e hizo 83 goles y fue líder de goleo en el Invierno 1999 con 15; llegó a Tigres en el 2000 con Tuca permaneciendo hasta 2005, en ese lapso también convirtió con la UANL 35 anotaciones y lo llamaban Golalde.

Otro futbolista que le fue bien en Pumas y Tigres fue David Toledo, quien mantuvo siempre perfil bajo, pero cumplía con su deber. Fue campeón cinco veces, tres con Pumas, uno con Atlante y después con Tigres.

Related posts

Tigres tiene varias bajas para el Repechaje en la Liga MX

Editorial Futbol

¿Quién es el mejor delantero extranjero, Gignac, Cardozo o Cabinho?

Editorial Futbol

Mazatlán FC vs León (4-3): Los Cañoneros le pegan un baile al campeón

Editorial Futbol

Leave a Comment